Schedule a Visit

Nulla vehicula fermentum nulla, a lobortis nisl vestibulum vel. Phasellus eget velit at.

Call us:
1-800-123-4567

Send an email:
monica.wayne@example.com

C/ Costa Rica, 32, Bajo G y Las Tablas - Madrid
El TOC y la personalidad obsesiva

7 meses ago · · 0 comments

El TOC y la personalidad obsesiva

Es frecuente confundir el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) y la personalidad obsesiva, pensando que, al tener los dos el término obsesivo, son la misma cosa.

Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)

Muchas de las personas que padecen este trastorno vienen a la consulta sabiéndolo y suele ser el motivo de consulta: “quiero dejar de tener obsesiones o compulsiones”.

Como su propio nombre indica, el TOC se caracteriza por la presencia de pensamientos intrusivos (que son las obsesiones) y rituales que se llevan a cabo de forma compulsiva para quedarse más tranquilo cuando aparecen ciertos pensamientos.

El paciente vive las ideas obsesivas como intrusivas, pues aparecen en cualquier momento, sin que se quiera pensar en ello. Esto le lleva a querer luchar contra esas ideas, intentando hacer el esfuerzo de pensar en otra cosa o dejar la mente en blanco. El paciente considerará estas ideas irracionales, sin sentido, pero tendrá la sensación de no poder dejar de pensar en ellas. Por ejemplo, la idea obsesiva de que se ha dejado el gas encendido. ¿Qué hace el paciente ante esta idea que le causa angustia? Si está cerca, irá a comprobarlo compulsivamente, porque no le bastará comprobarlo una vez, sino que tendrá que volver varias veces a mirar que el gas está apagado. Si se encuentra fuera de casa, la angustia puede aumentar si no se encuentra la forma de que alguien vaya a comprobar que está todo bien en la casa, o si uno mismo no puede escaparse para ir a mirar el gas. Estas comprobaciones son los rituales que, en este caso, son de comprobación, pero que puede ser de contar, o de dar golpecitos, o de encender y apagar las luces un número determinado de veces, etc. Cada paciente se busca un ritual que le calma de forma temporal la angustia.

La base del TOC es un problema de ansiedad, que el paciente piensa que es producida por esos pensamientos obsesivos y la imposibilidad de quitárselos de la cabeza, pero la verdadera angustia no suele provenir de ahí. Es decir, es como si el paciente no pudiera soportar la angustia que le provocan otro tipo de conflictos más reales (como un problema de pareja, conflictos sin resolver con uno mismo, con los padres, etc.) y entonces siente la angustia pero en relación a otro problema, que son las obsesiones. Aunque parezca difícil de creer, la ansiedad del TOC puede ser más soportable que hablar y sentir acerca de otro tipo de conflictos que no son irracionales y que tienen muchas consecuencias en la vida del paciente.

La clave para desbloquear el TOC está en poder hablar de emociones que no están asociadas a las obsesiones y los rituales

Personalidad Obsesiva

A diferencia de la persona con TOC, el paciente con personalidad obsesiva no suele tener conciencia de ello y no acude a consulta por este motivo.

La personalidad obsesiva consiste en ser una persona muy perfeccionista y exigente, de forma que puede llegar a interferir con la finalización de las tareas, pues nunca llega al nivel deseado. Sin embargo, lo normal es que se asuma muy bien la responsabilidad, se sea buen cumplidor de las normas y sea considerado muy buen trabajador. Suele ser una persona indecisa, con muchas dificultades para tomar decisiones, incluso en aspectos poco trascendentales como poder elegir entre dos prendas de ropa cuál se compra. Son personas con mucha rigidez y poca flexibilidad, especialmente en temas que tienen que ver con la ética o la moral. Necesitan tener bajo su control todo, lo que les produce tranquilidad y les asegura que las cosas saldrán como ellos quieren. Todo esto les lleva a ser personas poco espontáneas y poco creativas.

En la escucha a estos pacientes, se observan varias cosas a nivel clínico fundamentales para trabajar en la terapia:

  • Es muy frecuente que, el recuerdo que estos pacientes tengan de su propia infancia sea muy perfecta, dando la sensación al clínico de cierta idealización. De hecho, cuando vamos conociendo aspectos más concretos de esa infancia, suele darse una incoherencia entre la descripción de lo sucedido y el sentimiento de perfección.
  • Se aprecia un sentimiento de omnipotencia al que no se ha sido capaz de renunciar: todo tiene que ser como uno piensa que debe ser, y piensa que él/ella lo va a conseguir.
  • La persona con personalidad obsesiva se mueve en los contrarios a nivel emocional: o se siente capaz de cambiar y conseguir lo que quiera, sin medir el esfuerzo y el coste que le supondrá, o de repente cae en una impotencia absoluta donde no se siente capaz de hacer nada. Esto puede darse en forma de altibajos emocionales o pueden existir ámbitos de la vida en los que predomina la omnipotencia frente a la impotencia que caracteriza a otro ámbito vital.
  • Estas personas son muy racionalizadoras. Utilizan el pensamiento y la lógica para todo, aislando las emociones que les producen las cosas. Muestran dificultad en terapia para hablar de sentimientos.
  • Se aprecia un miedo al vacío: al vacío en el tiempo, llenando su tiempo de actividades y responsabilidades;  al vacío en el papel, al vacío en el discurso (silencio), en la casa, etc. De forma inconsciente, tratan de rellenar porque el vacío y la falta en sí mismos y en el otro les angustia muchísimo.

Tags: , , Categories: Blog

Centro Maracuýa

Centro Maracuyá

Vivamus ullamcorper pretium ipsum, id molestie elit dapibus vitae. Vestibulum ut odio id sem ultrices convallis vel id diam.

Deja un comentario

95 − = 87

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies