Schedule a Visit

Nulla vehicula fermentum nulla, a lobortis nisl vestibulum vel. Phasellus eget velit at.

Call us:
1-800-123-4567

Send an email:
monica.wayne@example.com

C/ Costa Rica, 32, Bajo G y Las Tablas - Madrid
El final de la infancia: La soledad del adolescente II

3 meses ago · · 0 comments

El final de la infancia: La soledad del adolescente II

La soledad del adolescente relacionada con la lucha entre el deseo de dominar y el temor a no saber hacerlo con responsabilidad y sin adulto, la soledad del adolescente relacionada con la incomprensión que él siente de parte de los adultos, la soledad del adolescente que quiere erigirse como único y no parecerse a nadie “normal”. Todo esto lo mencionamos en el artículo previo. ¿Qué otros aspectos hemos de tener en cuenta sobre la adolescencia y el sentimiento de soledad?

Soledad adolescente: “aires de grandeza”

El adolescente se cree “omnipotente”, se sitúa ante las cosas convencido de que él puede hacer lo que quiera o con quien quiera porque “a él no le va a pasar nada”. Accidentes, embarazos no deseados, adicciones… son situaciones posibles cuando el adolescente no entiende por qué ni para qué debe preservarse. Sin embargo, esto no es más que un disfraz debajo del cual se oculta un ser inseguro que reclama a la vez libertad y protección. Por ello los padres deben decidir cuándo su hijo está preparado para ir asumiendo diferentes grados de libertad y optar por facilitársela. Las muestras de responsabilidad pueden ser las claves que se lo vayan indicando.

El adolescente incorpora todo lo positivo que se hace por él, solo que no lo manifiesta en el momento, y por ello, el adulto puede dejar de “decirle” o “ayudarle” a comprender las leyes internas y externas. Sin embargo, el adulto ha de saber que es devaluado solo por el hecho de ser adulto, pero lo que le dice al adolescente le ayuda y sostiene, aunque esto no se vea reflejado más que unos años después.

Soledad adolescente: la apatía

Los adultos definen esta etapa como “la edad del pavo” y es que durante la adolescencia son esperables las ensoñaciones, la inactividad y la apatía, todas ellas resultado de un ir y venir a un mundo de fantasía.

Estos momentos se intercalan con conexiones con la realidad para actuar, crear e intercambiar. Por este motivo pueden estar tirados en el sofá aislados del mundo real con el móvil o la televisión y al segundo recibir una llamada de un amigo y mostrarse activos y motivados.

Es durante la adolescencia cuando pueden empezar a sufrir problemas en el aprendizaje y en su ritmo de estudios, siendo esta apatía y mundo de fantasía las principales causas de la disminución del rendimiento en alumnos ejemplares durante la etapa de primaria.

Se hace conveniente, por tanto, una comunicación fluida con los educadores para encontrar, entre todos, puntos de apoyo; y desde la familia, facilitar al adolescente un contexto adecuado de diálogo y apoyo para ayudarle a organizarse en el espacio y el tiempo.

Soledad adolescente: la percepción del tiempo

El adolescente, aunque es consciente de la existencia de un tiempo cronológico, prefiere vivir bajo el influjo de otro tiempo íntimo, un tiempo en el que no hay apresuramientos: es el tiempo de las ensoñaciones.

Su tiempo es subjetivo y místico y a ojos del adulto puede parecer que “pierde el tiempo”, lo que será fuente de conflictos familiares.

Puede que conecte con el tiempo real como resultado de algún fracaso académico: se le echó el tiempo encima y no lo vio venir. Por mucho que los padres les hayan advertido, la experiencia que realmente deja huella es aquella que se vive en primera persona.

Poco a poco, el tiempo interno y el real irán coincidiendo y el adolescente terminará por asumir la responsabilidad de sus decisiones.

 

Ante todos estos aspectos, los padres deben estimular a sus hijos, reflexionar y encontrar espacios de desarrollo estimulantes y que les permitan desarrollar su identidad.

 

Tags: , , Categories: Blog

Centro Maracuýa

Centro Maracuyá

Vivamus ullamcorper pretium ipsum, id molestie elit dapibus vitae. Vestibulum ut odio id sem ultrices convallis vel id diam.

Deja un comentario

44 − 38 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies