Schedule a Visit

Nulla vehicula fermentum nulla, a lobortis nisl vestibulum vel. Phasellus eget velit at.

Call us:
1-800-123-4567

Send an email:
monica.wayne@example.com

C/ Costa Rica, 32, Bajo G y Las Tablas - Madrid
Adolescencia y familia

3 meses ago · · 1 comment

Adolescencia y familia

Durante los primeros años de vida, la familia es la organización grupal de pertenencia primaria. A través de ella, el niño pone en práctica su capacidad socializadora y aprende a comunicarse e interaccionar con otros.

Su primer grupo social: la familia

El niño encuentra en su familia un espacio en el que desarrollarse emocionalmente. Las figuras parentales son sus principales referentes y le ayudan a resolver los conflictos entre lo individual y lo social.

En el grupo-familia, cada miembro desempeña unas funciones y obligaciones para con el grupo, creándose así unas leyes internas, unos vínculos y funciones a través de los que se contribuye a la creación de un sentimiento de pertenencia e identidad. El niño se siente dentro de una familia que constituye en sí misma una estructura grupal.

En este contexto, la supervivencia de esta identidad necesita de una estabilidad basada en el control de las acciones y las emociones proyectadas por los miembros familiares, que permite mantener la cohesión grupal en momentos de crisis. Es precisamente esta unidad familiar la que peligra cuando el adolescente intenta elaborar los conflictos  que se desprenden de su nueva situación evolutiva.

La trascendencia del grupo en este momento del desarrollo evolutivo de los jóvenes responde a la necesidad de éstos de encontrar su identidad en un momento de cambios en sus núcleos de pertenencia, sobre todo la familia.

La ruptura de la identidad familiar

La llegada de la pubertad de los hijos supone un fuerte impacto en la estructura familiar. Las nuevas dinámicas que los jóvenes introducen en el seno familiar son fuente de conflictos y modificaciones en todo el grupo, en especial en los padres.

La individualización y el duelo por la pérdida de las imágenes parentales ideales son dos procesos que dominan las relaciones en el núcleo familiar.

Se generan cambios en la comunicación, en la actitud, en los comportamientos (intransigencia, reserva, reivindicaciones….) que el joven necesita elaborar y manipular fuera del núcleo familiar, en un espacio que actúe a modo de zona de tránsito homogénea y cultural, preservando de esta forma la unidad familiar y los lazos con las figuras parentales.

Con sus iguales, las diferencias no son tenidas en cuenta, lo que les permite ritualizar su separación del seno familiar y consolidar su futura identidad sexual, sin romper definitivamente con los vínculos infantiles.

Los padres debemos, por tanto, aceptar y permitir la transformación de los jóvenes, entendiendo que este tránsito entre la estructura familiar actual y la futura es un paso evolutivo necesario, que ayudará a nuestros hijos a asumir nuevas funciones adultas que serán el origen de otros grupos familiares.

El grupo es por tanto, necesario para la elaboración de su yo adulto.

El vínculo grupal les va a proporcionar seguridad, reconocimiento social, un marco afectivo; en definitiva,  un espacio fuera del dominio adulto en el que vivir las importantes transformaciones psicofísicas sufridas durante esta etapa.

En el siguiente post hablaremos de la función específica que tienen los iguales en el desarrollo evolutivo de los jóvenes.

Tags: , , Categories: Blog

Centro Maracuýa

Centro Maracuyá

Vivamus ullamcorper pretium ipsum, id molestie elit dapibus vitae. Vestibulum ut odio id sem ultrices convallis vel id diam.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies